Un tiempo para secarme

De vuelta comenzó a llover.

Cada gota es como una plomada,

que hace lento mi camino

Me aprieto para evitar su contacto,

pero no puedo.

Mi saco sediento absorbe cada gota,

para hacer crecer mi angustia.

Mis oídos se cierra,

para no escuchar su triste tintinear en el piso.

Acuoso reloj que marca el pasaje de mi desolación.

El frío tirita mi alma.

He tosido varias veces,

dando ritmo a mis pasos,

que chapotean en los charcos de mi mente.

Los cabellos se agrupan en mi cabeza,

y con los dedos, formo surcos,

para desagotar tan húmedo visitante.

Apuro el paso para deshacerme de ella

y esquivar la tristeza que me produce.

La lluvia paró,

la calle ya esta vacía,

pero mi soledad

precisa tiempo para secarse.

{Gustavo Scarone}

Anuncios

Escriba una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s