Jessica, una adolescente de 750 kg

Cuando un hipopótamo recién nacido fue arrastrado por la corriente durante una inundación; Tonie Joubert, un conservador forestal encontró a la cría agonizante cerca de su hogar en Limpopo (Sudáfrica) a la que cariñosamente rescató y alimentó hasta que recuperó la salud… (imperdibles las últimas tomas al final del post)
La debilitada hembra sobrevivió, recuperó peso… creció… y creció… empezando como una graciosa cría de hipopótamo de 16 Kg. (a la que llamaron Jessica), hasta convertirse en una imponente criatura de 7 años (equivalente a un adolescente humano), con un peso de casi 750 Kg.
Ahora que el hipopótamo piensa que es una mascota más de la familia:
Jessica encuentra la vida en familia muy confortable y apenas sale de su hogar. Ella come, duerme en un colchón, nada y juega con Tonie, actualmente retirado y su esposa Shirley, en su casa de Sudáfrica. Jessica pasea su orondo cuerpo alrededor de casa, bebe café en la entrada, pasea en compañía de los perros de la familia y disfruta de los relajantes masajes de Shirley al final de un día feliz para el hipopótamo.
Los intentos de reintroducirla a su hábitat han fallado, pero estar en libertad conlleva varios peligros, como el ataque de otros hipopótamos o que acabe tiroteada por granjeros locales que protegen de esta manera a sus animales y cosechas.
Jessica saluda a Tonie, en particular, con unos ronquidos especiales, moviendo las orejas y siguiéndole a dondequiera que vaya.
No hay una rutina diaria estricta, pero ciertos detalles cruciales no pueden faltar, como los 10 litros de café caliente con azúcar o las croquetas para perros que recibe como golosinas.
La mayoría de las noches, Jessica sube y baja al río para un refrescante baño de lodo. Pero en otras ocasiones, pasea por el interior de la casa, mojada y chorreando lodo para tumbarse en la cama de la pareja.
Se está convirtiendo en un problema porque ya ha roto la cama de los Joubert, 3 veces. Incluso un problema más grande se avecina, porque ahora que es una “joven adolescente”, los gigantes hipopótamos masculinos… están comenzando a dar vueltas alrededor del río frente al “hogar humano” de Jessica.
Ella había encontrado un amigo de unos 10 años, al que llamaron Charlie, pero fue tiroteado por un granjero vecino que acabó también con las esperanzas de encontrar un compañero para Jessica con el que podría regresar a su hábitat.
“Jessica es muy confiada” cuenta Shirley. “Nuestro miedo constante es que el mismo destino de Charlie recaiga en nuestra preciosa Jess, la criatura más dulce de la tierra”
Tonie explica: “Algunas personas me han dicho que fue un error salvar a Jessica. Dicen que tienes que ser cruel aunque resulte duro y que debería haber dejado a la naturaleza seguir su curso”
“Pero eso sólo hubiese garantizado que ella terminara en el estómago de algún cocodrilo. Y mira la alegría y compañía que hubiésemos perdido.”
Anuncios

4 Respuestas a “Jessica, una adolescente de 750 kg

Escriba una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s