Pundonor

pasajera

Le vio y se echó a temblar. ¿Le digo algo? ¿No? ¿Salgo corriendo del vagón? ¿Escondo la cabeza bajo el bolso? El hombre levanta la mirada cuando el tren frena. Sus ojos se cruzan en el tránsito, sonríen azorados. ¡Cómo es posible que nos encontremos a este lado del mundo, en este tren de Cercanías! ¿Cuánto hace que viniste? ¿Tanto? Yo hace apenas un año. ¿Cómo te va? ¿Trabajas? Soy enfermera, dice ella, escondiendo en las mangas sus manos comidas de lejía. ¿Y tú? Yo, periodista, contesta él, tapándose con el periódico los rastros de cemento del jersey.

Inma Luna, Extraído de su libro Las mujeres no tienen que machacar con ajos su corazón en el mortero
(3ª edición. Ed. Baile del Sol, 2012)

*****

Inma Luna (Madrid, 1966) ha publicado los poemarios No estoy limpia (Baile del Sol, 2011), El círculo de Newton(Baile del Sol, 2007), De ronda en ronda, antología itinerante de poetas españoles en México (Ediciones del Ermitaño –México- y Baile del Sol –Tenerife-, 2007), Nada para cenar (LFC Ediciones, 2006), Cosas extrañas que sin embargo ocurren (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2013) y Divina (Baile del Sol, 2014). Ha participado en numerosas antologías poéticas.

Publicó también el libro de relatos Las mujeres no tienen que machacar con ajos su corazón en el mortero (Baile del Sol, 2008) y la novela Mi vida con Potlach (Baile del Sol, 2013). Ha escrito cuentos para diversas antologías.

vía: http://narrativabreve.com/

Anuncios

Escriba una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s